CULTURA

La Junta lanza este lunes una campaña para promocionar la candidatura de Medina Azahara a Patrimonio Mundial

Incluye contenidos específicos para una gran variedad de soportes en prensa, radio, televisión e Internet

Turistas en Medina Azahara
Turistas en Medina Azahara

La Junta de Andalucía ha diseñado una estrategia de comunicación multicanal que pondrá en marcha este lunes con el objetivo de dar a conocer la candidatura de la ciudad califal de Medina Azahara, en Córdoba, a Patrimonio Mundial de la Unesco.

Con la puesta en marcha de esta campaña, este lunes, el Gobierno andaluz despliega "un importante esfuerzo para promocionar el conjunto arqueológico, favorecer su conocimiento y valoración y lograr un amplio respaldo social a la iniciativa", según ha informado la Consejería de Cultura en una nota.

La candidatura de Medina Azahara, impulsada por la Junta de Andalucía, es la única propuesta española este año y será evaluada en 2018. El conjunto de acciones previsto para impulsar la candidatura incluye contenidos específicos para una gran variedad de soportes en prensa, radio, televisión e Internet.

El lema

Con el lema 'Enamórate de Medina Azahara, la ciudad que brilla', la campaña destaca la riqueza patrimonial y el valor excepcional de la ciudad califal, incidiendo en la belleza y la monumentalidad del enclave.

Medina Azahara, enclave arqueológico gestionado por la Consejería de Cultura, se encuentra a tan sólo ocho kilómetros de Córdoba. Es una ciudad palatina del siglo X cuyo carácter único reside en haber mantenido ocultos e inalterados en su integridad sus restos, en uno de los momentos de mayor plenitud de la arquitectura y la cultura andalusí.

Medina Azahara, "la ciudad que brilla", fue una de las ciudades más impresionantes del mundo. Grandes jardines, salas preciosamente decoradas, vistosas fuentes y estanques y espectaculares arcadas hicieron de ella una especie de Versalles de la época. El yacimiento, uno de los mayores conjuntos arqueológicos de España, posee una inconmensurable belleza y una excepcionalidad que puede ser clave para la consecución de este título, según subrayan desde la Consejería de Cultura.