DEL 26 AL 28 DE ENERO

Facua critica que se conceda otra edición del Mercado Medieval a Solo Artesanos

En 2017 la concesionaria cometió "graves irregularidades en materia de higiene y consumo"

Edición de 2017 del Mercado Medieval de Córdoba
Edición de 2017 del Mercado Medieval de Córdoba

Facua Córdoba ha criticado, a través de un comunicado, que el Ayuntamiento de Córdoba "premie a la concesionaria del Mercado Medieval el año pasado, Solo Artesanos, con una nueva edición en 2018". Y es que la asociación en defensa del consumidor recuerda que en 2017 esta empresa cometió "graves irregularidades en materia de higiene y consumo" y, por ello, reclama inspecciones antes y después de la celebración del evento con el objetivo de "garantizar que se cumple toda la normativa en estos aspectos".

El Mercado Medieval se celebrará en la capital entre los próximos 26 y el 28 de enero. Facua Córdoba ha recordado al Ayuntamiento la "permisividad y falta de actuaciones" que se produjeron en este evento hace ahora un año, lo que motivó que la asociación detectase "graves incumplimientos en materia de garantías higiénicas y sanitarias" y que ya fueron puestas en conocimiento del Consistorio.

En este sentido, Facua Córdoba "lamenta" que el Ayuntamiento cordobés, al parecer "en un gesto de reconocimiento al incumplimiento de la normativa" realizado por Solo Artesanos, haya vuelto a conceder a esta entidad la celebración de esta nueva edición para el año 2018. Más aún cuando la propia delegada de Promoción de la ciudad, Carmen González, manifestó haber tomado nota de las denuncias de la asociación para la organización de las siguientes ediciones del Mercado Medieval y añadió que, incluso, ya había dado traslado del asunto a la propia concesionaria.

Facua Córdoba señala que, con este tipo de decisiones municipales, queda "claramente justificado el afán recaudatorio" del Ayuntamiento de Córdoba, que ha antepuesto los 50.000 euros pagados por la empresa Solo Artesanos a las arcas municipales para la celebración de esta nueva edición del Mercado Medieval, a la penalización y sanciones por vulneración de derechos a los consumidores que hayan podido quebrantar. Por este motivo, la asociación ha dirigido nuevamente un escrito al Consistorio cordobés para reclamar que actúe "sin ningún tipo de contemplaciones con eficacia y contundencia" ante cualquier irregularidad que detecte durante los controles del mercado en 2018.

Edición anterior

Facua Córdoba denunció en el año 2017 que fueron numerosos los puestos ambulantes de alimentos no envasados instalados en el recinto. Puestos de venta que no contaron en sus mostradores o vitrinas con una protección que cubriera productos tales como panes, dulces, chocolates, empanadas o productos de charcutería. Muchos de ellos expresamente prohibidos para su venta por el artículo 9.d) de la Ordenanza Reguladora de Mercado Ambulante de Córdoba.

La asociación considera que estas carencias en cuanto a equipamiento "elevan el riesgo sanitario" y provocan que los consumidores no tengan acceso a los productos con todas las garantías higiénicas y de seguridad. Además, la asociación recuerda que en este evento, de gran tradición popular, se conjugan a menudo productos alimentarios y de otra naturaleza, por lo que resulta del todo necesario imponer medidas higiénicas rigurosas y conforme a la legislación.

medieval 99

Facua Córdoba insiste en que "es obligatorio hacer inspecciones", tanto previas durante la preparación de las instalaciones como en el transcurso del evento, para, así, dar cumplimiento a lo establecido en el Reglamento (CE) nº 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios, además de la propia Ordenanza Reguladora de Mercado Ambulante de Córdoba.

En este sentido, el Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de noviembre, de defensa y protección de los consumidores y usuarios en Andalucía, concede a las administraciones públicas mayores atribuciones y competencias para controlar y sancionar.

Por último, la asociación de consumidores recuerda, igualmente, que las autoridades municipales deberán velar por que los derechos de los consumidores y usuarios estén vigentes durante la celebración de festejos. Así, será obligatorio para los comerciantes y hosteleros mostrar entre otras cosas en un lugar visible la información del precio final del producto en venta, así como entregar un tique o factura de compra, o contar con hojas de reclamaciones a disposición de los consumidores.