• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

CÓMO HACER QUE EL FRÍO NO LLEGUE TAMBIÉN AL BOLSILLO

Consejos económicos para evitar el frío

Hacer ejercicio físico, tomar alimentos ricos en grasas o, incluso, disfrutar de un buen helado son algunas de las claves para luchar contra las bajas temperaturas. 

Sopa caliente
Sopa caliente

Que en Córdoba no existe término medio en lo que a temperaturas se refiere es algo más que conocido por los propios ciudadanos que tienen que sufrir los más de 40 grados, durante la mayor parte del verano, y los menos de 15 grados durante buena parte del invierno. Todo esto, a parte de repercutir en el físico y el estado mental de la persona en sí, también afecta a algo que duele, en algunas ocasiones, mucho más: el bolsillo. La factura de la luz cada vez aumenta más y con todos los aparatos eléctricos encendidos, que sirven de aliados para quitar el frío, esta experimenta un incremento superior. 

Sin embargo, existen unos remedios más económicos, que los puramente electrónicos, para poder quitar de forma natural. Así, el primero de estos se encontraría en el ejercicio físico. Al mantener el cuerpo activo se aumenta el ritmo cardiaco, junto a la circulación y, por supuesto, a la temperatura corporal. Por esto, varios expertos del ámbito de la medicina aconsejan hacer ejercicio y combatir, de esta forma, el insoportable frío invernal. Córdoba ofrece varios entornos para realizar este ejercicio, tales como el Vial Norte, con grandes avenidas para correr, o los circuitos urbanos.

Para aquellos que no cuentan con el tiempo suficiente para realizar ejercicio físico, también podrán entrar en calor a través de la comida. Según los investigadores de la Biblioteca Nacional de Medicina existen alimentos como el jengibre que ayuda a aumentar la temperatura del cuerpo. Un buen puchero, bien cargado, también ayuda notablemente y Córdoba cuenta en su historial gastronómico con bastantes alimentos que pueden convertirse en los mejores aliados contra el frío. Por ejemplo, la sopa de pollo también constituye un alimento fundamental en este tiempo, ya que ayuda al organismo a mantener la temperatura corporal adecuada e hidrata. 

Una buena infusión tampoco viene mal para luchar contra el frío. Éstas contienen antioxidantes que favorecen la digestión y depuran el organismo y, además, su sabor también resulta agradable para las papilas gustativas de los cordobeses. Quizá una idea, que conecta todo lo anterior podría ser realizar una ruta por la sierra cordobesa, con un buen termo de caldo caliente y finalizarla con una rica infusión. 

Si tiene mucho frío y se encuentra dando un paseo por la ciudad lo mejor que puede hacer es tomarse un buen helado. Efectivamente, aunque parezca una locura, la cantidad de grasa que contiene este producto ayuda a que el cuerpo se mantenga caliente.

Por otro lado, en muchas ocasiones se escucha la frase “el frío (o el calor) es psicológico”, pues nada más lejos de la realidad. Existen varios estudios que demuestran que la concentración ayuda al cuerpo a que mantenga la temperatura corporal. Por esto, en resumen, además de abrigarse bien y tener cubiertas las principales vías de entrada de frío en el cuerpo, tales como la garganta, los píes y las manos; tome alimentos fuertes en grasa, calientes; realice ejercicio físico y, porqué no, tomese un buen helado.