Jueves 27.06.2019
Cordoba Hoy

DEL 15 DE ENERO AL 19 DE FEBRERO

El Ciclo Ecos Dormidos de guitarra ligará los estilos musicales con edificios históricos de época

Contará con seis actuaciones en lugares patrimoniales, como la iglesia de La Magdalena o la de Santa Victoria, con intérpretes de primer nivel, como Fernando Espí, Pavel Steidl o Antigoni Goni

Presentación del Ciclo de conciertos Ecos Dormidos
Presentación del Ciclo de conciertos Ecos Dormidos
El Ciclo Ecos Dormidos de guitarra ligará los estilos musicales con edificios históricos de época

Buena iniciativa la planteada esta mañana de la mano entre la Asociación Amigos de la Guitarra Clásica Miguel Barberá y ella Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico para recuperar los ecos que ha dejado la música en aquellos espacios naturales donde se interpretaba. Y se va a hacer en forma de conciertos musicales de diferentes estilos en edificios de la época en los que se compusieron las obras y se llegaron a tocar.

Así, entre el 15 de enero y el 19 de febrero se pondrá en marcha el Ciclo Ecos Dormidos, de Conciertos de Instrumentos de Cuerda Pulsada en Edificios Históricos, hasta un total de seis, con virtuosos y programaciones adecuadas para la ocasión, y, como aliciente, de entrada libre hasta completar aforo.

Se trata de un "programa bonito que trasciende un poco los convenios que tiene el Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) con la Asociación Miguel Barberá, para otros tipos de conciertos durante el año a modo de instrumentos solistas, porque esta idea, con la que se podrán escuchar instrumentos de pulso y cuerda a lo largo de la historia en lugares arquitectónicos de cada época, es más abierto a la ciudad a fin de que el gran público disfrute y los más interesados aprendan más a fondo completando toda la programación", ha indicado el presidente del IMAE y concejal de Cultura, David Luque (PSOE).

Una idea que ya se puso en marcha en la Antigüedad de la mano del arquitecto, escritor, ingeniero y tratadista romano del siglo I a. C. Vitruvio, que utilizaba el lenguaje musical para sus explicaciones sobre edificios, al tiempo que el propio Beethoven señalaba aquello de "la arquitectura es una música de piedras y la música, una arquitectura de sonidos", y que ahora se quiere aplicar por vez primera en Córdoba, aprovechando el ingente patrimonio arquitectónico que hay de todas las épocas posibles.

Por su parte, el catedrático de Guitarra Clásica y portavoz de la Asociación organizadora del evento Pablo Barón ha explicado que "se trata de un sueño cumplido para todos nosotros", a pesar de que Miguel Barberá tiene apenas un par de años de rodaje, y para ellos no se ha escatimado en la calidad de los intérpretes que formarán parte de la iniciativa. Entre ellos, por ejemplo, estará el alicantino Fernando Espí, considerado el mejor intérprete en la actualidad de guitarra barroca, o el checo Pavel Steidl, quien ya ha estado en el Festival de la Guitarra y que acudirá, por su parte, con una guitarra original romántica elaborada en 1720 en Viena: "Todo un lujo".

El guitarrista checo Pavel Steidl

Así, esta iniciativa que según Barón pretende tener carácter de continuidad en el tiempo, aunque en palabras de Luque, hay que ser prudentes a la hora de hablar en ese sentido sobre novedades, y más en pleno año electoral, y que bien podría considerarse como un apéndice o un aperitivo invernal del Festival de la Guitarra en verano, se iniciará el martes, 15 de enero, en el Salón Mudéjar del rectorado de la UCO, con María Esther Guzmán a la guitarra clásica para interpretar piezas del Nacionalismo español de la primera mitad del XX, con obras de Albéniz, Granados o el maestro Rodrigo.

El sábado, día 26 de enero, corresponderá el turno al siglo XIX, con la guitarra romántica del citado Pavel Steidl, en la iglesia de Santa Victoria como escenario adecuado, mientras que el martes, día 29, será la iglesia de La Magdalena la que acoja el concierto correspondiente a la época medieval, con instrumentos musicales en tiempos del escritor hispanoárabe Alsaqundi. Para la ocasión estarán los intérpretes e investigadores de instrumentos y músicas de Al-Andalus Emilio Villalba (cuerdas) y Sara Marina (acompañamiento con percusiones) como intérpretes.

Ambos están realizando una interesante labor de recuperación y difusión del arte y la música medieval, no sólo en sus conciertos, sino también en el desarrollo de talleres educativos, exposiciones de instrumentos, juegos infantiles, accesorios textiles, láminas o libros, utilizando para ello el laúd, el rabab, la darbouka, escalas, melodías y mucha historia. No en balde, justo antes de cada concierto habrá un especialista que contextualice el espectáculo hablando sobre el lugar donde se va a tocar y el instrumento y la época correspondiente.

Presentación en Orive dle Ciclo musical Ecos Perdidos

Ya en febrero, el martes, día 5, en la Sala Orive, habrá actuación del cordobés Juan Antonio Martínez sobre el Laúd renacentista (siglo XVI) con piezas totalmente españolas. El martes, día 12, le toca la vez al actual siglo XXI y la música contemporánea. Para ello, la guitarrista griega Antigoni Goni interpretará en el Centro de Recepción de Visitantes junto a la mezquita-Catedral.

Finalente, se cerrará el ciclo, el día 19, martes, en la iglesia de San Agustín, con la guitarra barroca (siglos XVII-XVIII) a cargo de Fernando Espí, que interpretará piezas tanto españolas como francesas.

Todos los conciertos comenzarán a partir de las 20.30 horas.

Se trata de un ejemplo más del interés que está despertando entre el gran público la música antigua, algo que también empieza a comprobarse en el enorme interés, afluencia y demanda de estudiantes en los conservatorios. "La música contemporánea ha cambiado mucho y quizá estemos viviendo un momento de revisión de la música antigua, porque para mirar hacia adelante hay que tomar impulso desde el pasado y cada vez hay más interés en este tipo de música", ha indicado David Luque.

Para Pablo Barón, "la música antigua siempre tiene esos ecos de melancolía y cada vez que hay un concierto la respuesta del público hasta ahora es muy buena". De hecho, Córdoba es una ciudad muy ligada al mundo de la guitarra, y esto "podría considerarse como una continuidad en el invierno del Festival de la Guitarra", ha indicado.