jueves 02.07.2020
Cordoba Hoy

COMO TRADICIÓN CULTURAL CORDOBESA

Los cines de verano piden ayuda institucional y privada para sobrevivir

El Fuenseca podría ser el primero en abrir en julio a modo de experiencia para ver cómo funciona con la nueva normalidad
Obras en el Cine Fuenseca costeadas por Esplendor Cinemas
Obras en el Cine Fuenseca costeadas por Esplendor Cinemas
Los cines de verano piden ayuda institucional y privada para sobrevivir

Los cines de verano de Córdoba van a tardar todavía en abrir sus puertas. Y no lo hará de golpe, sino con un primer paso de prueba con el Fuenseca en julio, pensando de antemano en que va a tener pérdidas. Desde el pasado mes de mayo tendrían que haber abierto, pero con la pandemia y las fases de desescalada "ni hubiera sido rentable, ni se hubiera costeado; al revés tendríamos pérdidas a diario", indica Martín Cañuelo, gerente de Esplendor Cinemas y propietario de los cines Olimpia, Fuenseca, Coliseo San Andrés y Delicias.

El pasado viernes abrieron los cines de invierno, comenzando por Cine Sur El Tablero, por no todas las ni tampoco en todos los horarios. La semana que viene parece que le tocará el turno al Multicines Guadalquivir, también con junos aforos limitados, pero no tienen más remedio que hacerlo para demostrar que siguen estando vivos de cara al público.

cines de verano

Los de verano no piensan cerrar. Martín Cañuelo lleva ya 35 años en el negocio y ha dejado claro que no piensa renunciar a él. Aunque se enfrenta a más de una dificultad para conseguirlo. Por lo pronto, con el metro y medio de distancia obligatoria el aforo se le queda con menos de la mitad de ocupación de sillas. Frente a eso, por ejemplo, Cañuelo no entiende por qué en un avión o un autobús no hay esa limitación cuando, los cines de verano son al aire libre con renovación natural del aire, mientras que en los transportes el aire se mueve vía interna de forma circular.

A eso hay que añadirle que las productoras se quedan directamente con el 50% de la taquilla o del 60% para las películas con expectativas de ser un éxito. Lo que queda de la taquilla es para cubrir el sueldo de los 30 empleados que tiene a su cargo, para la Seguridad Social, para impuestos como el IBI, para Hacienda... Apenas quedan beneficios.

Y hay más. Este año apenas sí hay estrenos. "Llevávamos dos o tres años en que los estrenos en Norteamérica se hacían casi al mismo tiempo que aquí, con dos o tres semanas de diferencia, y ahora allí se están retrasando los principales estrenos hasta finales de julio, como es el caso de Wonder Woman, o Tenet, de Christopher Nolan". Eso también va a pesar en las taquillas.

cine verano 4

Y sí, sigue habiendo más. La semana pasada los cines cordobeses de verano tendrían que haber recepcionado los proyectores digitales, que tras un año sin funcionar requieren de una revisión a fondo en Madrid. "El caso es que los técnicos no dan abasto porque les hemos enviados todos las máquinas a la vez; espero que la semana próxima las tenga ya aquí".

El caso es que ante el Ayuntamiento de Córdoba a mediados de la semana pasada se manifestó un grupo de personas que pedían ayudas públicas a los cines de verano, pese a ser un negocio privado, por el carácter socio-cultural que tienen, de intenso y fuerte arraigo entre los cordobeses y cordobesas. "Son el mismo colectivo que defiende a la Filmoteca de Andalucía y piden al Ayuntamiento que no dejen morir esta costumbre", indica Cañuelo.

El caso es que este empresario no ha recibido ni una sola ayuda, a pesar de lo que su negocio representa para la ciudad de Córdoba. Tanto es así que la reforma del cine Fuenseca lo hizo por completo él, y eso que el torreón y la estructura exterior del muro está considerado BIC. Según Cañuelo, el muro era del siglo XVI y lo tiraron al suelo para hacer obras y las vibraciones de los camiones unido a la antigüedad del edificio "lo dejó en ruinas, pero tuve que hacerlo todo yo".

cine verano 2

Martín Cañuelo ya ha avanzado que muchos cines en Andalucía "no van a abrir", salvo que tengan participación de ayuntamientos o diputaciones, y que él, para continuar la tradición, necesita algo de ayuda. De hecho, no le hace ascos precisamente a una participación municipal. Ya ha mantenido contactos en este sentido con el Consistorio cordobés, pero todavía no ha cuajado nada y ahora mismo "sería muy precipitado llegar a un acuerdo con lo que está ocurriendo".

Igualmente, Martín Cañuelo está interesado en entablar negociaciones con otras entidades de ámbito privado para alcanzar acuerdos con fines comerciales y rentabilizar los solares de su propiedad: Delicias, Olimpia y Fuenseca. Una solución que permitiría mantener a flote una costumbre social de la que apenas queda rastro ya en otras ciudades andaluzas y que en su día llegaron a doblar en número a las salas de invierno.

Comentarios