Miércoles 01.04.2020

CON MOTIVO DEL DÍA DEL LIBRO Y SU NOMBRAMIENTO COMO AUTOR ANDALUZ DEL AÑO 2016

El Centro Andaluz de las Letras homenajea a Antonio Gala

Antonio Gala se reivindica como cordobés en el homenaje recibido hoy, en el que dijo que "quizá esté muerte y esté soñando esto" 

Antonio Gala escoltado por Rosa Aguilar e Isabel Ambrosio en el acto de su homenaje
Antonio Gala escoltado por Rosa Aguilar e Isabel Ambrosio en el acto de su homenaje
El Centro Andaluz de las Letras homenajea a Antonio Gala

El Centro Andaluz de las Letras ha homenajeado hoy en la Fundación que lleva su nombre al escritor Antonio Gala, designado Autor Andaluz del Año 2016, con motivo del Día Internacional del Libro, un homenaje que el autor agradeció diciendo que "de agradecimiento, de amor, también se llora" y que "es tal mi carencia de vocabulario para decir gracias que sólo con esa palabra puedo decirlo".

Un Gala bucólico, que aseguraba que “probablemente sea la última vez que nos veamos”, dijo que ha improvisado la vida “según venía ella, según su paso, según su voz, según su llanto o según su esperanza” y “soy un ser que ha vivido, que quizá haya sido útil a la gente, quizá no a toda, quizá ha molestado, quizá ha estorbado, pero ha sido siempre con una intención buena”.

Además, afirmaba que “por nada del mundo dejaría der ser de Córdoba” y que “no me importa que digan que no soy de Córdoba o que no soy andaluz” y reiteró en varias ocasiones que quiere a Córdoba y a los cordobeses. “Córdoba es el mundo”, confesó.

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, señaló que hoy “vamos a tener la oportunidad de darle las gracias por todo lo que ha aportado a Córdoba, a Andalucía, a España y a todos los lectores que tiene en el mundo entero que le han seguido permanentemente en su obra, que tanto nos ha mostrado y que tanto nos ha contado y tanto nos ha dicho”.

Aguilar destacó que “hoy es un día importante que compartimos con inmensa alegría porque celebramos a Antonio Gala, al poeta, al narrador, al articulista, al dramaturgo, al filósofo, al erudito”.

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, resaltó que Gala es un autor “muy cercano, muy pegado a la ciudad de Córdoba”, que “no podía estar ajena a un día tan especial”. La regidora afirmó que el mayor reconocimiento que tiene Antonio Gala es que “precisamente a través de sus lectores genera muchos más adeptos a la lectura. Es capaz de ilusionar, es capaz de enamorar en ese arte de la literatura y en ese hábito lector” que “tiene muchos elementos que favorecen la convivencia, que favorecen el aprendizaje y que favorecen la capacidad de que una sociedad como la cordobesa pueda hacer cada día un poquito más por ella”.

En el acto, tras el que se inauguró una exposición "Antonio Gala, eterno y de cristal", que recorre la vida y obra del autor, y se hizo entrega a los asistentes la antología "Una señal en el corazón" recopilada por el poeta José Infante, que recoge parte de la obra poética de Gala, pero también una obra para televisión, artículos periodísticos y un ensayo sobre el mito de la libertad, Fernando Iwasaki leyó un manifiesto a favor de la lectura "el pan de Cervantes y la papa del Inca”.