jueves 06.08.2020

Algunos Tipos de restauraciones en Mobiliario

restauracion
restauracion
Algunos Tipos de restauraciones en Mobiliario

Tanto los restauradores de muebles profesionales como los aficionados tienen una cosa en común: el deseo de restaurar un mueble en mal estado y convertirlo en una pieza con un abundante estilo. Es como salvar algo de un vertedero y darle una nueva vida.

La restauración de muebles implica abordar cualquier aspecto del trabajo que se requiera para obtener una cómoda o silla vieja lo más cerca posible de la condición original. A menudo, es un poco más complejo, ya que se trata de que el artículo sea utilizable nuevamente y posiblemente incluso agregarle valor.

Los muebles no solo agregan una estrella adicional de mejora a tu interior en general, sino que también pueden llegar a ser una gran inversión. Sin embargo, debido al conocimiento limitado, la mayoría de las personas terminan contratando a un reparador de muebles, cuando en realidad, sus muebles no necesitaban más que una restauración.

Ahora, si estás pensando que ambos términos son lo mismo, estás equivocado. Hay una gran diferencia entre la reparación y la restauración de muebles. Y, desafortunadamente, la mayoría de las personas aún desconocen este hecho.

Reparar un mueble significa que sea lo suficientemente digno para usarlo nuevamente. En palabras simples, solo recupera su funcionalidad. Mientras que, por otro lado, la restauración es un proceso completamente diferente que incluye devolver el objeto abollado a su estado anterior. Hasta cierto punto, la restauración es un intento de devolver el artefacto a una situación tal que parezca completamente nuevo.

El procedimiento de restauración de muebles

El proceso de restauración es bastante simple. Aunque puede haber varias alternativas, este es el mejor método para restauran un mueble. Para empezar, hay algunas cosas que serían necesarias, como:

  • Papel de lija.
  • Bloque de lijado.
  • Lijadora eléctrica.
  • Pegamento de madera.
  • Pinceles.
  • Regla de metal.
  • Alguna ropa vieja.

Ahora el procedimiento comienza con la evaluación del daño causado a los muebles, hay que evaluarlos a fondo. Y luego viene la parte del lijado. Como tiende a ser un poco tedioso, es posible que necesites la ayuda de un profesional. El proceso comienza con la eliminación del acabado con un papel de lija.

Una vez que la parte del lijado está hecha y los muebles han perdido su acabado, viene la parte de reparación. Este paso incluye reparar las partes dañadas. Y posteriormente, una vez que todo ha sido reparado, requiere más lijado para eliminar los arañazos para que así los muebles puedan tener un acabado brillante.

Al final, los muebles están terminados. Puedes elegir el acabado de tu elección, engrasar o encerar. Todo depende de tus requerimientos.

¿De qué trata la restauración de ventanas?

La restauración de ventanas suele llevarse a cabo mayormente en las ventanas de madera, y esto se debe hacer cada 50 años. Si esperas hasta que tus ventanas se encuentren en un estado de reparación de emergencia, te arriesgas y la tarea de restauración de ventanas será mucho más complicada. De hecho, se recomienda que las ventanas de madera se reemplacen y se lleve a cabo en su lugar la instalación de ventanas de aluminio las cuales requieren menos cuidados y además son más modernas.

No obstante, la restauración y reparación de ventanas de madera es más fácil de lo que piensas. Las ventanas de madera fueron hechas para ser reparadas, se pueden desmontar fácilmente para insertar nuevos rieles o piezas transversales que separen los paneles.

La madera podrida se puede reparar para que parezca nueva con rellenos epóxicos sencillos de usar para la restauración de ventanas de madera. En muchos casos, estas ventanas han estado en servicio durante más de cien años y gran parte de su deterioro se debe directamente a la falta de mantenimiento.

Comentarios