Domingo 22.09.2019
Cordoba Hoy

RELIGIÓN

El obispo oficia en la Mezquita-Catedral la misa crismal del Martes Santo

Demetrio Fernández ha concelebradado la misa con el obispo de Bilbao, Mario Iceta, y los sacerdotes diocesanos de Córdoba, donde 200 presbíteros de la Diócesis celebran la renovación de las promesas sacerdotales 

Misa crismal del obispo en la Mezquita-Catedral
Misa crismal del obispo en la Mezquita-Catedral
El obispo oficia en la Mezquita-Catedral la misa crismal del Martes Santo

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha dirigido hoy al presbiterio de la diócesis cordobesa la homilía de la misa crismal con la que cada Martes Santo se consagra el Santo Crisma y se bendicen los óleos administrados en los principales sacramentos durante todo el año. Así, 200 presbíteros de la Diócesis de Córdoba han renovado en esta celebración las promesas sacerdotales.

Fernández ha saludado al inicio de su homilía al obispo de Bilbao, Mario Iceta, seminaristas, fieles laicos y personas consagradas que se han congregado en la Mezquita-Catedral de Córdoba y les ha recordado, en este año dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, que en el corazón de Cristo se ha expresado el amor Dios por los sacerdotes.

El obispo de la diócesis de Córdoba ha trasladado a los presbíteros su certeza de que "moriríamos de amor, si cayéramos en la cuenta de lo que es y significa ser sacerdote". Además, ha señalado la santidad de los sacerdotes para "la renovación del mundo y de la Iglesia" y ha invitado al clero diocesano a "reparar el dolor producido por nuestros pecados".

El obispo de Córdoba ha continuado asegurando que "el drama de nuestro tiempo es el olvido de Dios", por lo que ha solicitado a los sacerdotes que "despertemos en nuestro corazón y en el de nuestros fieles el deseo de Dios, el deseo de agradar a Dios, el deseo de consolar ese Corazón que tanto ama a los hombres".

Misa crismal del obispo

También a los presbíteros ha pedido que "no nos funcionalicemos" en la tarea de servir "con temor y temblor al Pueblo santo de Dios", porque Jesucristo regenera constantemente a su Iglesia y a sus sacerdotes; después, ha dado las gracias a los presbíteros cordobeses "porque he encontrado entre vosotros los mejores testimonios de mi vida”.

Finalmente, el prelado ha invitado, este año especialmente, a los sacerdotes a participar el próximo 10 de mayo de 2019 en el día del clero secular español en Montilla cuando se cumplen 450 años de la muerte de san Juan de Ávila en Montilla y se acaba de inaugurar un año jubilar.

Ha querido agradecer a don Gaspar Bustos, durante muchos años director espiritual del Seminario y delegado episcopal para el clero hasta hace pocos meses, su labor en la diócesis de Córdoba, ya que "ha sido un referente seguro y firme para tantos candidatos al sacerdocio y para tantos sacerdotes en Córdoba y por toda España, al estilo de san Juan de Ávila".

Comentarios