Lunes 24.02.2020

EL PROTOCOLO EXIGE UN VESTIDO POR DEBAJO DE LAS RODILLAS Y DEJA FUERA LOS TACONES ALTOS

Jueves Santo, de mantilla

A pesar de que el día oficial de luto riguroso de la Semana Santa sería mañana Viernes Santo (día en el que Cristo ya ha muerto), la tradición y el protocolo aceptan e, incluso, incluyen el Jueves Santo como el día idóneo para llevar este traje.

PASIÓN 4
PASIÓN 4
Jueves Santo, de mantilla

No es cierto que Córdoba pueda presumir de que sus calles se llenen de mujeres vestidas de mantillas en la tarde del Jueves Santo, sin embargo, más allá de lo que se pueda pensar, las hay y más en la Carrera Oficial del entorno de la Mezquita-Catedral, donde hoy, en su mayoría, las mujeres portarán este tradicional traje de luto. A pesar de que el día oficial de luto riguroso sería mañana Viernes Santo (día en el que Cristo ya ha muerto), la tradición y el protocolo aceptan e, incluso, incluyen el Jueves Santo como el día idóneo para llevar este traje.

En primer lugar, según manda el protocolo, el vestido de las mujeres de mantilla, debe ser totalmente negro, sin más tonalidades y evitando, en todo momento, los brillos. Tejidos como el crepé, la lana, la seda o, incluso, el terciopelo se convierten en los principales aliados a la hora de escoger el traje de perfecto para esta ocasión. Por supuesto (no olvidemos que es un atuendo de luto), el vestido deberá ir por debajo de la rodilla, manga larga o francesa y el cuello a la caja o barco. 

Las medias negras, a poder ser sin costuras, y guantes negros, que pueden ser de encaje, configuran los complementos perfectos para la mujer de mantilla. El zapato deberá ser de tipo salón, evitando en todo momento las plataformas o los tacones altos, mejor medio, o, al menos, eso aseguran los expertos. Los pendientes, mejor sobrios y de tonalidades perlas, oscuras, grisáceas, o plata envejecida. 

Sin duda, lo que hace especial el conjunto es la mantilla en sí que deberá sujetarse con una peineta con broche de plata u oro blanco, que no destaque, con el pelo recogido, preferiblemente en un moño. La mantilla, además, no deberá superar en ninguna ocasión la longitud de la falda. Los hombres también tienen su protocolo para estas ocasiones y, según se establece, deberán ir con traje oscuro: gris, negro o azul marino muy oscuro. Se debe evitar los tonos alegres en la corbata y se escogerán los tonos oscuros.

Una vez listo el atuendo, el objetivo será visitar los Sagrarios y las cofradías que procesionan en la tarde del Jueves Santo. Lo mismo podrá hacerse mañana viernes.