domingo 31.05.2020

Lo que debes saber de las bombillas LED regulables

Bombilla LED
Bombilla LED
Lo que debes saber de las bombillas LED regulables

En cualquier área en la que te desenvuelvas es importante contar con una buena iluminación, ya que esta permite mejorar la visibilidad y la presencia del lugar. Durante el día, se hace sencillo obtener luz natural con solo abrir una ventana. Sin embargo, por la noche, la situación es otra. Para que cuentes en todo momento con la mejor iluminación posible, es necesario que poseas buenas bombillas y, si eres de los que prefiere controlar cada ambiente, las bombillas LED regulables cuentan como una excelente opción a tener presente.

Bombillas LED regulables

Este tipo de bombillas permiten nivelar la potencia de la luz que emiten para facilitar la creación de otros ambientes, cambiando la apariencia visual del espacio y favoreciendo que puedas adecuarlo a tus necesidades siempre que lo desees. Para funcionar correctamente, estas bombillas necesitan del uso de un regulador (dimmer), como herramienta para ajustar la intensidad de la luz de manera fácil y cómoda. Sin duda, una buena opción para que puedas crear atmósferas perfectas en cualquier lugar en el momento justo que lo necesites.

Para que el funcionamiento de estas bombillas funcione de manera apropiada es aconsejable seleccionar e instalar un regulador adecuado. De esta forma, al conocer la carga máxima soportada por el regulador, podrás elegir la potencia exacta que tendrán las bombillas, permitiendo que su uso sea mucho más seguro y controlado.

Las bombillas LED regulables son especialmente fabricadas para que se puedan regular, ya que cuentan con un driver que les permite convertir la electricidad alterna de forma sencilla. Debes tener en mente que si utilizar bombillas que no son adecuadas para regularse pueden presentar problemas de parpadeo, regulación incorrecta e incluso llegar a dañar las bombillas.

Cosas que debes considerar al hablar de bombillas LED

En general, las personas logran confundir ciertos términos de manera sencilla en lo referente a las bombillas LED. Para que evites estos inconvenientes, a continuación, te presentaremos algunas consideraciones y recomendaciones de uso:

  • No todas las bombillas LED son regulables. Debes recordar que las bombillas regulables deben estar fabricadas específicamente para ese fin, es decir, para trabajar adecuadamente con energía alterna, ya que de no ser así, no funcionará bien y terminará dañándose.
  • Es importante que adquieras bombillas que puedan trabajar convenientemente con tu regulador, ya que si no trabajan a la misma potencia, la bombilla sufrirá daños.
  • Una bombilla LED regulable puede durarte hasta 20 años de uso, teniendo una garantía de años.
  • Su luz es uniforme, por lo que no tendrás problemas de zonas oscuras, ni sombras. Siempre podrás confiar en su brillo y nitidez.
  • Pueden conseguirse diferentes tonos de colores: rojo, verde, azul, amarillo, blanco cálido y blanco frío.

Ventajas de las bombillas LED regulables

Este tipo de dispositivos traen consigo ciertas ventajas de uso, tales como:

  • Mejorar la iluminación y el confort de cualquier área, debido a que siempre podrás contar con la luz adecuada para la realización de cada actividad.
  • Son ideales para reducir el consumo eléctrico, cada vez que la utilizas por debajo de su intensidad máxima. Además, de esta manera puedes prolongar su vida útil por mucho más tiempo.
  • Están fabricadas con materiales no contaminantes, por lo que se caracterizan por ser una alternativa ecológica muy buena.
  • Asimismo, estas bombillas permiten que la mayor parte de la electricidad que usa, se transforme en luz y no en calor, como sucede con otras bombillas.

En general, este tipo de bombillas presentan ahorro energético y económico para ti, por lo que utilizarlas es realmente un beneficio incalculable.

Parpadeos o mala regulación al activar una bombilla LED regulable

Es un problema común que al activar por primera vez una LED regulable está presente algunos problemas como parpadeo o que no se regule la luz de manera adecuada. No obstante, estos problemas tienen solución y se resuelven realizando algunas modificaciones en su sistema. Si estás cambiando de una bombilla tradicional a una LED es necesario que, no solo cambies la bombilla, sino también el regulador. Asimismo, debes eliminar, si es que existe, el transformador y elegir bombillas que trabajen directamente con tensión 220V.

Bombillas LED en el mercado

Como la mayoría de los productos, las bombillas LED no son fabricadas de la mano de una sola compañía, sino que existen varias fábricas que se encargan de hacerlas. Esto crea una variedad de opciones dentro del mercado que debes analizar a la hora de elegir adecuadamente la bombilla que más se asemeje a lo que necesites. En este sentido, y como ya te hemos indicado antes, esta elección depende mucho del tiempo de sistema eléctrico que tengas (regulador), pues de él dependerá el funcionamiento apropiado de tu bombilla.

También, debes establecer qué tipo de intensidad máxima y mínima necesitas en el lugar en el que instalarás las bombillas LED, pues de ello dependerá el uso y la duración de tu bombilla.

 

Comentarios