martes 27.10.2020
Cordoba Hoy

¿Cómo se declaran los préstamos en la renta?

¿Cómo se declaran los préstamos en la renta?
¿Cómo se declaran los préstamos en la renta?
¿Cómo se declaran los préstamos en la renta?

Como contribuyente, ¿sabes si tienes que declarar tus préstamos en la declaración de la renta? En este artículo encontrarás todas las claves para conocer el papel que juegan los préstamos en la declaración anual del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF).

¿Estoy obligado a declarar los préstamos?

En la Declaración de la Renta es obligatorio incluir todos los ingresos que hemos recibido durante el año. Gracias a ella se determina si hemos pagado impuestos de más o de menos a la Agencia Tributaria y se saldan las cuentas.

En el caso de los préstamos, no es necesario declararlos. El motivo es que Hacienda no los considera ingresos ya que, aunque recibimos ese dinero y disponemos de él, no aumenta nuestro capital porque al llegar el plazo acordado, deberemos devolverlo.

Así que no has de preocuparte de hacer constar tus préstamos en la Declaración. Eso sí, te recomendamos que incluyas tus préstamos en la Renta, cuando éstos desgraven. Sí, lo has leído bien. En algunos casos podrás desgravarte los créditos y conseguir que la Agencia Tributaria te devuelva dinero o que tengas que pagarle menos.

Los préstamos que desgravan

Es posible desgravarse la hipoteca de tu vivienda habitual solo si firmaste antes del 1 de enero de 2013. A partir de esa fecha cambió la normativa española que permitía que los hipotecados disfrutaran de beneficios fiscales, pero éstos se mantuvieron para todos aquellos a los que ya se les habían aplicado estas deducciones.

Puedes deducir un 15% de lo pagado por tu vivienda durante el año sobre los primeros 9.040 euros, es decir hasta 1.356 euros. Ten en cuenta que, si la hipoteca es compartida, todos los propietarios podréis deduciros el 15% pero de la cantidad aportada que os corresponda.

Al igual que la deducción por adquisición de vivienda habitual, solo puedes desgravarte las reformas u obras si estás comenzaron antes de 2013 y si empezaste a pagar entonces. Además, las reformas deben haber terminado, como muy tarde, en enero de 2017.

Diversas situaciones personales y financieras que dan derecho a desgravaciones o deducciones en la Declaración de la renta. Algunas de las más comunes son las siguientes: planes de pensiones, familias numerosas, familias monoparentales con dos hijos, o estar a cargo de padres o hijos con

Comentarios