Jueves 12.12.2019
Cordoba Hoy

MEDIO AMBIENTE

El Pleno dará luz verde a una moción conjunta sobre actuaciones en el Guadalquivir

Se trata de mantenerlo limpio con vistas a su futura integración en la ciudad
Juan Alcántara y Vicente Castilla en la margen derecha del Guadalquivir
Juan Alcántara y Vicente Castilla en la margen derecha del Guadalquivir
El Pleno dará luz verde a una moción conjunta sobre actuaciones en el Guadalquivir

En lugar de dos mociones sobre necesidad de adecentar el río Guadalquivir a su paso por el núcleo urbano de la capital, a cargo de Vox y PP, finalmente se ha optado por una conjunta en la que se habla de mejorar el aspecto del río, especialmente en la orilla derecha, con independencia de a quién corresponda las competencias, si a la Junta o al Ayuntamiento. La moción se presentará este jueves en el Pleno ordinario de noviembre.

Así lo han confirmado hoy a este periódico tanto fuentes de Vox como de Podemos Córdoba, quienes han visitado la zona de la mano de Vicente Castilla, uno de los mayores expertos que hay en este río en el tramo urbano y miembro de la directiva de la Asociación de vecinas La Medina. Precisamente, en ambos casos, los dos grupos municipales optaron por plantear sus respectivas mociones en cuanto escucharon a este vecino y vieron con sus propios ojos cómo esta la situación.

La propia presidenta de la La Medina, Lourdes Martínez, ha explicado a Córdoba Hoy que no se trata sólo de limpiar, sino de mantenerlo en perfecto estado para evitar riadas como las del pasado 2010, y eso se consigue haciendo paseos que permitan al Guadalquivir integrarse de una vez en la ciudad.

"Necesitamos que esté con la ciudad y la ciudad con el río, y eso se consigue aprovechando el espacio natural que hay allí preparándolo y permitiendo la instalación de negocios, como mercados, o la posibilidad de que se habiliten aparcamientos, que también son necesarios", ha señalado.

En este sentido, Martínez ha recordado que no toda la vetaron que hay en las riberas son susceptibles de mantener, puesto que son especies invasoras y exóticas, además de que entre las malezas hay depositados todo tipo de enseres y hasta carritos de bebé se han llegado a ver allí.

Vegetación en la margen derecha del Guadalquivir a su paso por Córdoba

El problema es que lejos de plantear una batalla entre administraciones, ya que el centro del cauce, que habría que dragar, pertenece a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), mientras que las orillas son campo de Sadeco, "son los dos los que deberían actuar al unísono para integrarlo definitivamente y dejar de vivir de espaldas a él". Por ello, el vocal del río de la asociación, Vicente Castilla, es el que está tratando de abrir los ojos al problema grupo por grupo viendo la zona en persona.

Por su parte, el edil de Podemos Juan Alcántara ha explicado que una de las cuestiones que planteaba el PP en su moción era la de instar al Gobierno central para que la CHG hiciera su parte, mientras que la de Vox habla más bien de destinar un presupuesto municipal para actuar en materia de limpieza. La idea es hacer una mezcla intermedia entre ambas.

Concretamente, la moción de Vox, que ya había recibido el apoyo de IU y de Podemos antes de convertirse en conjunta, lamenta el "más absoluto abandono y de falta de recursos por parte del ayuntamiento” para adecentar el río, porque se lleva mucho tiempo sin “invertir un duro en el río, teniendo que soportar los olores cuando visitamos el Casco Histórico. Además la vegetación ha crecido tanto que ni podemos ver la lámina de agua, ni el Puente Romano ni nada por el estilo, estamos llevando a nuestro patrimonio artístico al abandono y el río lejos de ser un referente en nuestra ciudad se está dejando de lado".

Vicente castilla con Paula Badanelli

Por esta razón el grupo municipal de Vox pedirá que se incluya la partida suficiente en el presupuesto de 2020 para adecentar los márgenes del río de la ciudad en cuanto a la limpieza y a la poda y control de la vegetación salvaje.

La margen izquierda del Guadalquivir no tiene muchos problemas, que se concentran más bien en la orilla opuesta para actuar directamente desde Puente de El Arenal hasta el Puente Romano, donde se requiera una intensa labor de desbroce, poda y eliminación de especies invasoras, hasta el punto de que en el embarcadero del Balcón del Guadalquivir apenas ya se ve con 20 metros de vegetación y limo a su alrededor, mientras que el Molino de Martos está completamente acosado por vegetación por todas partes.

De otro lado, se concentran allí una serie de olores pésimos por culpa de los colectores de los sifones que parecen colmatados. Algo que no sólo afecta a los vecinos y vecinas de la zona, sino también a los turistas que sufren también la peste de la zona y el aspecto atalajado de un río que en muchas ocasiones se oculta de la vista por la vegetación.