jueves 16.07.2020
Cordoba Hoy

DISTRITO CENTRO

Emacsa renueva en Jesús y María 315 metros de la red del alcantarillado

Lo ha hecho en en un tiempo récord de cuatro días, con la técnica de 'tubería curada in situ', que permite reducir los plazos de los trabajos principales, que pueden pasar de tres meses a una semana
El gerente de Emacsa, Rafael Carlos Serrsano, visita las obras de Emacsa en Jesús y María
El gerente de Emacsa, Rafael Carlos Serrsano, visita las obras de Emacsa en Jesús y María
Emacsa renueva en Jesús y María 315 metros de la red del alcantarillado
Emacsa está realizando en estos días obras de renovación de alcantarillado en la céntrica calle Jesús y María, lo que supondrá 315 metros lineales de red renovada cuando acabe la intervención. 

Al tratarse de una obra de gran envergadura, en una zona especialmente transitada, y puesto que se dan los condicionantes técnicos necesarios, Emacsa ha optado por aplicar la técnica de ‘tubería curada in situ’, lo que reduce de forma considerable los tiempos de ejecución de los trabajos principales, que comparados con las obras a cielo abierto, pueden reducirse en un 90%. En el caso de la calle Jesús y María, la duración de los trabajos principales ha sido de cuatro días.

La ejecución de la obra se ha llevado a cabo en dos fases. La primera, de 143 metros de longitud, desde la Plaza de las Tendillas hasta el Conservatorio Superior de Música, fue ejecutada en la semana del 13 de enero. La segunda, de 172 metros de longitud, desde el Conservatorio hasta la Escuela de Arte Dramático, se está ejecutando en esta semana. 

La técnica de ‘tubería curada in situ’, conocida como CIPP, consiste en la introducción de una manga, constituida por un tubo flexible impregnado en resina termoendurecible, que se inserta en la tubería existente, siendo inflada contra la pared interior de la tubería y posteriormente endurecida con la aplicación de calor. El resultado es una nueva tubería que aporta todas las garantías de resistencia ante las cargas a las que va a estar sometida durante su vida útil.   

Gracias a esta técnica, que limita las excavaciones a los puntos de entrada y salida de la manga, se reduce la afección al tráfico y a los peatones, tal y como queda demostrado en la calle Jesús y María, donde los peatones pueden transitar con total normalidad y también los coches, que sólo ven afectado su paso frente al Conservatorio Superior de Música, quedando libres el resto de entradas y salidas a la calle.

Además, esta tecnología permite una reducción de costes respecto al sistema de ejecución tradicional y evita posibles afecciones arqueológicas.

Estas obras se engloban dentro del plan de rehabilitación que Emacsa tiene en ejecución desde el pasado mes de septiembre en el Casco Histórico para la rehabilitación del alcantarillado con afección en distintas zonas, como son las calles Magistral González Francés, Jesús y María, calle del Cristo, Calleja de la Luna y Ronda de El Marrubial. Las obras fueron adjudicadas a la empresa STLIMA S.L. y la finalización del plan en su conjunto está prevista para el mes de marzo, con un presupuesto de 1.080.359 euros.