Lo dicho. El Cielo respetó la Cabalgata de Reyes de Córdoba, que logró salir a las calles para regocijo y alegría de grandes y pequeños, ya que en esta edición se concentraban las ganas de dos años seguidos por ver al trío coronado que reparte alegría o carbón, dependiendo de las circunstancias de cada cual.

De todos modos, las expectativas no fueron tampoco a la par de la realidad. Supo a poco. Y el ambiente tampoco es que fuera realmente navideño, amén de que la música fue escasita y esporádica, y las prisas hicieron que la Cabalgata pasara con demasiada celeridad. Eso sí, con lo que no hubo quejas fue con los regalos repartidos (abundantes) y con los fuegos artificiales que sonaron a su paso por Ronda de Los Tejares.

A las carrozas de Reyes y pajes, se le unieron otras tantas, como la del Cartero Real, los Cachorros Policías (Patrulla Canina), el Castillo de Herodes, los Pequemúsicos, la de Correos, el Portal de Belén o la Estrella de Oriente, la Familia Telerín (en un guiño a los cincuentones) hasta formar una larga comitiva de unos veinte elementos y unas 700 personas que incluían bandas musicales, como la de Música de Coronación de Espinas, todas ellas precedidas por la Sección Montada de la Policía Local que como cada año, es costumbre que abra el cortejo.

También ha sido la Cabalgata de la seguridad, porque unos 120 agentes de Policía de la Local y la Nacional han estado vendo por que no ocurriera ningún incidente, además de haber colocado vallas móviles para evitar que los más pequeños se lancen bajo las carrozas, y barreras físicas en las zonas de mayor concentración de personas.

No está de más recordar las cifras de esta Cabalgata, que llegó a repartir unos 10.000 kilos de caramelos (en 145.0000 unidades), 200.000 unidades de bolsas de gusanitos, más de 200.000 unidades de chocolatinas, 1.400 kilos de gominas y 270.000 unidades de escalofríos, a lo que hay que sumar los productos infantiles que se repartieron en 33.000 unidades de material escolar, 13.000 unidades de juegos, 9.500 elementos de tecnología y más de 9.000 elementos relacionados con la salud. Todo ello gracias a un presupuesto valorado en 123.600 euros.