miércoles 15.07.2020
LA CIUDAD

FOTOGALERÍA: Córdoba entra en la fase 3 de desescalada

La fase 3 en Córdoba ha llegado con novedades antes de la 'nueva normalidad'. Las barras de los bares, la posibilidad de volver al gimnasio y la apertura de hoteles son algunas de las novedades. Los movimientos entre provincias dentro de la comunidad autónoma ya se pueden hacer. 

En el caso de los velatorios se amplía la participación si el acto tiene lugar al aire libre hasta 50 personas, ó 25 si la ceremonia tiene lugar el en interior. El cortejo fúnebre que luego puede acompañar al entierro sí es siempre de 50 personas. 

Los lugares de culto van ampliando poco a poco sus posibilidades de aforo, en esta ocasión alcanzando ya el 75%.

Se van acabando las excusas para seguir aplazando la boda. En cualquier instalación, sea abierta o cerrada, se permite la fiesta siempre que se respete el 75% de aforo y en cualquier caso no más de 150 personas.

Se acabaron las franjas horarias y ya no habrá que estar pendiente de cuándo se puede y no salir, y de si me llevo el chándal o no. Eso sí, los grupos y reuniones quedan limitados a 20 personas. 

Las tiendas pueden admitir a clientes hasta la mitad de su aforo y siempre con la debida separación de dos metros. No hay más requisitos salvo las lógicas medidas de higiene. Por su parte, los centros comerciales tienen exacta limitación del 50% en sus tiendas y también en las zonas comunes. Los mercadillos podrán instalar la mitad de los puestos habituales, por lo que no es seguro que el sector lo haga en Córdoba.

Tras la progresiva apertura de las terrazas, aunque con limitaciones, llega la de las barras, salvo en discotecas o bares de ocio nocturno. Hay un requisito: que los parroquianos puedan tener espacio suficiente para estar separados al menos dos metros. 

Las discotecas y locales de ocio nocturno estarán a un tercio de su capacidad habitual.

Vuelven los locales de apuestas, salones recreativos, casinos y establecimientos similares pueden abrir siempre que nunca se superen las 50 personas dentro, incluyendo a los trabajadores, y se respete el 50% del aforo. 

Los hoteles pueden abrir y utilizar ya sus zonas comunes hasta un 50% del aforo. 

Los cines y teatros pasan a tener limitaciones del 50% del aforo. Es obligatorio asignar la butaca mediante reserva. En los espectáculos al aire libre, como un concierto, hay un máximo de  800 personas o, en su defecto, la mitad del aforo del lugar.  Podrán hacerse actividades culturales en las bibliotecas con la mitad de su aforo y con idéntica limitación las consultas en la sala.

En los museos se pueden realizar visitas o actividades, siempre teniendo en cuenta el 50% del aforo como límite. Las visitas guiadas o las actividades con varias personas deberán garantizar que hay espacio de dos metros entre los participantes (y un máximo de 20 personas). 

Aunque los gimnasios no lo tienen fácil para abrir en estas condiciones también por el miedo del cliente, ya se pueden usar sus vestuarios e incluso pueden dar clases colectivas a un máximo de 20 personas. En el resto de instalaciones se admite la mitad del aforo.

Como en otros recintos, las condiciones vuelven a ser similares en las bibliotecas. Se pueden usar las salas de estudio con dos metros de separación entre lectores. Y de nuevo el consabido 50% de aforo. 

De nuevo es un campo con demasiadas trabas por su propia esencia (viajes, hoteles), pero según el Gobierno se pueden celebrar aquellos de hasta 80 personas.

Aquí llega, como en fases anteriores, ese tipo de permisividad aparente que, en el fondo, es un parapeto total, y es que se supone que tiene que haber un espectador...por cada nueve metros cuadrados.

FOTOGALERÍA: Córdoba entra en la fase 3 de desescalada