Domingo 26.05.2019
LA CIUDAD

Unas 1.500 personas se concentran ante el Ayuntamiento por el Día de la Mujer

Unas 1.500 personas, según la Policía Local, se han concentrado este viernes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en la calle del Ayuntamiento de Córdoba para mostrar la reivindicación en defensa de los derechos de la mujer y la igualdad real, en un acto con la presencia de la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE); el secretario general del PSOE cordobés, Antonio Ruiz, y los secretarios generales de UGT y CCOO en la provincia, Vicente Palomares y Marina Borrego, respectivamente, entre otros representantes políticos que apoyan los distintos actos de esta jornada, en la que más de 200 empresas de la provincia se han sumado a la huelga a lo largo de la mañana.

En declaraciones a los periodistas, Marina Borrego ha manifestado que "las mujeres no van a parar y van a ir adelante un día más para la reivindicación de que la mujer tenga igualdad real y no haya un paso atrás ni para coger impulso", a lo que ha agregado que "las mujeres hoy, y más que nunca, vamos a ganar la calle y vamos a estar todas y todos, porque la huelga no solamente es feminista, sino que es de hombre y mujeres".

Al respecto, ha asegurado que "hasta que las mujeres no estén en la misma igualdad no vamos a conseguir la igualdad real", al tiempo que ha valorado que esta tarde se celebre la manifestación para "reivindicar" en una jornada de huelga, que, a su juicio, "va a ser un éxito, porque desde las 12,00 horas ya había más de 200 empresas que se han adherido a esta huelga".

Por tanto, "va a ser una huelga real para que se ponga de manifiesto al Gobierno central y al Gobierno andaluz que hoy las mujeres vamos a estar hoy y siempre", según ha dicho la sindicalista, quien ha expresado que "el 8 de marzo son todos los días del año y las mujeres tenemos que ir para adelante".

Mientras, Vicente Palomares ha indicado que "este 8 de marzo es un día más dentro de los 365 días de reivindicación por la igualdad y en UGT con 130 años de lucha por la igualdad que hemos tenido de manera constante", al tiempo que ha aclarado que "no puede quedar la lucha solo en un día", sino que "la lucha tiene que ser durante los 365 días del año, porque no se está llegando a cotas de igualdad en realidad".

Además, ha advertido de que después del 8 de marzo del año pasado, "365 días después no ha habido cambios sustanciales, ni significativos", por lo que espera que "este 8 de marzo sea más fuerte y más potente que el del año pasado". Desde UGT se entiende que "la huelga va a ser un éxito y va a tener una repercusión importante, habida cuenta de los pocos avances que ha habido".

Asimismo, ha comentado que le hubiese gustado que "hubiese habido una unidad política más importante en torno a este día, una unidad política no con tanta problemática puesta sobre la mesa", porque, según ha remarcado, "la igualdad es lo que se está intentando buscar y no salir con excusas para no apoyarla".

Igualmente, el sindicalista ha apuntado que "lo mismo que hay partidos que hacen un especial hincapié en la Constitución, llamo la atención sobre el artículo 14 de la Constitución, en el que se dice que todos los españoles somos iguales ante la ley y sobre todo no habrá diferencias por condición de sexo", pero eso, ha avisado, "hoy en día no existe".

En este sentido, ha subrayado que "la misma virulencia que hay para luchar por otras cuestiones como por ejemplo los símbolos", le gustaría que esos partidos "la tuvieran para luchar por las personas y por la igualdad real entre hombres y mujeres, que digan lo que digan no existe".

Ante ello, ha defendido que van a "luchar por todas las mujeres, por las que están aquí y por las que no están, para que haya una igualdad real, incluso aquellas que están en partidos que hoy en día están negando la existencia de esa desigualdad entre hombres y mujeres, así como la existencia de la brecha salarial y la violencia contra las mujeres".

En definitiva, Palomares espera que "en poco tiempo se llegue a las cotas de igualdad real, que es necesaria en un país evolucionado como este y en un siglo en el que es incomprensible que algunos propongan la involución en vez de evolución en igualdad".

Por su parte, Antonio Ruiz ha recordado que "2018 fue un punto de inflexión dentro de las reivindicaciones por el 8 de marzo", de forma que "este año hay que seguir por ese camino, porque es absolutamente necesario", dado que "a la realidad que ya hay de techos de cristal, diferencias salariales y la violencia de género, como máximo exponente y más cruel del sistema machista, hay que añadir que es preocupante que se cuestiona la lucha por la igualdad y el feminismo desde lo político e incluso desde lo institucional".

En su opinión, "ese es un camino peligroso que no se puede tolerar y hay que ser conscientes de que no se puede dar ni un solo paso atrás en la lucha por la igualdad real entre hombres y mujeres, sino que hay que dar pasos adelante". Por tanto, "frente a quien plantea retrocesos, desde el PSOE planteamos que queda mucho trabajo que realizar y mucho camino por recorrer y siempre dando pasos hacia adelante y nunca hacia atrás", ha argumentado.

Preguntado por la ausencia de otros partidos en las concentraciones y manifestaciones, como el PP, Ruiz ha dicho que "cada uno se retrata con sus actos". Así, ha razonado que "la incomodidad de necesitar apoyos de quienes cuestionan precisamente la lucha por la igualdad, el feminismo y una sociedad justa e igualitaria les condiciona a que hoy no estén presente apoyando a las mujeres y a los hombres que queremos una sociedad plenamente igualitaria".

Cabe destacar en relación a las cifras que un 17% del personal municipal ha secundado algún tipo de paro en esta jornada. Precisamente, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, presidió este jueves el Pleno con la lectura de la declaración institucional para demandar dotar a los gobiernos locales de los medios necesarios para llevar a cabo las competencias que ha devuelto a los ayuntamientos el Pacto de Estado en materia de violencia de género para "garantizar el impulso de actuaciones que contribuyan a la convivencia, el progreso y el desarrollo social y económico sostenible".

Entre tanto, según Inmaculada Sanchez, portavoz del sindicato SAT, la huelga ha tenido un seguimiento "desigual y mejorable en muchos sectores", pero, al mismo tiempo, se ha visto fuertemente respaldada en la calle.

Así, cerca de un centenar de huelguistas han participado en los piquetes convocados por los sindicatos alternativos, los cuales han recorrido el centro de la ciudad, parando en diferentes lugares de trabajo como la tesorería general, el ayuntamiento o diversos comercios de la zona. Estos piquetes han informado a multitud de trabajadores, parando a desayunar en la casa de la juventud. Este desayuno ha sido servido por hombres en apoyo a "sus compañeras en huelga’".

Sanchez ha afirmado que donde más se ha notado la huelga ha sido en la Administración pública, y especialmente en educación, cifrando en un 70% la participación en el profesorado, y aumentando notablemente por parte de los estudiantes. En otras empresas, en las que sólo convocaban huelga de 24 horas los sindicatos alternativos, se ha secundado con menor incidencia, con ejemplos como Emergia, donde el único sindicato con representación que ha convocado ha sido el SAT, y donde la participación en la huelga ha sido del 30% de las trabajadoras.

Sin embargo, y ‘"a pesar de que en la empresa privada y el comercio, no se haya secundado de manera masiva, el respaldo en la calle ha sido innegable".

Unas 1.500 personas se concentran ante el Ayuntamiento por el Día de la Mujer