viernes 14.08.2020
CULTURA

Tal día como hoy, pero de 1946, el Ayuntamiento se hace cargo del mercado central de la Corredera

Desde su construcción gracias al arquitecto Antonio Ramos Valdés en 1683 con el mandato del corregidor Ronquillo Briceño, la plaza de la Corredera va cobrando la forma actual, aunque decir forma actual es bastante osado, ya que el aspecto de este lugar que ya era ágora desde tiempos romanos se ha ido transformando según diversas vicisitudes. Hay generaciones de cordobeses que la conocen de varias maneras distintas, como si cada cierto tiempo quisiera cambiar de estilo. Tal día como hoy, pero de 1946, el Ayuntamiento se hizo cargo del mercado central que había en la plaza y que se elevaba sobre ella, haciendo que en realidad durante un tiempo fuese más bien un lugar en el que las arcadas y zonas adyacentes hacían de pasillos. Los mayores de la ciudad lo recordarán perfectamente.

Aprovechando esta efemérides hemos querido hacer un repaso sobre esta especie de dinamismo arquitectónico sobrevenido que ha ido transformando a la señera plaza una y otra vez. Todas las fotografías que pueden ver proceden del Archivo Municipal de Córdoba. El viaje concluye en el año 2000. Pueden comprobar en ellas las diversas adaptaciones y usos. 

La peculiaridad de la Corredera es que es una de las pocas plazas castellanas que hay en Andalucía. La menciona Pío Baroja en su 'Feria de los discretos':

(...) No había dejado de los arcos rinconadas sin puesto ni columna sin tenderete al pie. En el fondo de los proches aparecían los portales de las posadas, con sus patios clásicos y sus nombres castizos como la posada de la Puya del Toro...Las alpargaterías ostentaban como enseña sus ruedos de pleita: los establecimeintos de bebidas, sus anaqueles llenos de botellas de colores; las tiendas de los talabarteros, sus jáquimas, cinchas y atahares; las triperías, las vejigas y cedazos hechos de piel de burro de Lucena. Aquí, un tejedor de caña iba construyendo cestas; allá, un baratillero ponía en montón unos cuentos libros grasientos, y cerca, una vieja entantigua sacaba del fondo de una sartén una rodaja de merluza y la ponía sobre una lámina de hoja de lata.

El mercado del que se hizo cargo el Ayuntamiento en 1946 se empezó a construir, como indica Cordobapedia, en 1863. Se inauguró en agosto de 1896, y se concedió su explotación a una empresa durante 50 años. Al término del contrato fue cuando el Consistorio se ocupó de él, aunque para 1951 estaba en muy mal estado. Se derribó en  1959. 

 

Más sobre la Corredera

TODAS LAS FOTOS PROCEDEN DEL ARCHIVO MUNICIPAL. Texto Alfredo Martín-Gorriz

Tal día como hoy, pero de 1946, el Ayuntamiento se hace cargo del mercado central de la Corredera