Martes 23.10.2018
CULTURA

La Noche de los Investigadores no deja de crecer

Con 350 científicos, el doble de los que hubo en 2014; 75 actividades diferentes, frente a las 51 del pasado 2017, y con las más de 9.000 visitas que "seguramente habrá este año", muy por encima de las 4.000 de la primera edición hace ya siete años, la llamada Noche Europea de los Investigadores va creciendo en cada temporada, y, al menos, en Córdoba, parece que el amor por la ciencia amena se afianza y va ganando adeptos.

Según ha explicado el rector, José Carlos Gómez Villamandos, la idea es hacer ver a la ciudadanía que todo lo que mantiene el estado del bienestar procede en mayor o menor medida de la investigación y de la ciencia. De ahí que se haya invitado en esta ocasión a los Jardines del Rectorado a los cordobeses para que, además, conozcan in situ su Universidad.

En el lugar se han expuesto 25 equipos con sus respectivos expositores, donde los visitantes, en su gran mayoría estudiantes de Infantil hasta Bachillerato, así como sus progenitores, pudieron experimentar (en el pleno sentido de la palabra) la electricidad estática, el típico instrumental de laboratorio o las miradas al infinito molecular a través de un microscopio.

Las actividades no se centraron únicamente en la zona del rectorado universitario ni a la noche, sino que se trasladaron a otros rincones de la ciudad, desde patios hasta bares y restaurantes o incluso el Jardín Botánico de la ciudad donde por la mañana hasta once eventos sirvieron para hacer las delicias de escolares procedentes de diferentes rincones de la provincia.

La Noche de los Investigadores no deja de crecer