Domingo 15.12.2019
CULTURA

Flamenco en estado puro en la Gala de entrega de premios del Concurso Nacional

El escenario del Gran Teatro sirvió de escenario de lujo en la velada de ayer, sábado, para la Gala de entrega de premios del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, en la que los ganadores, con más ganas si cabe, dieron una muestra de su arte y explicar con sus cuerpos, voces y música el motivo por el que han sido acreedores de semejante galardón como reconocimiento más allá de las fronteras de la provincia.

Un evento que demuestra que Córdoba quiere ser la cuna, el foco y la capital del Flamenco, precisamente por ser una ciudad donde se mima este arte y se le trata de dar la mayor difusión posible, desde mucho antes de que fuera considerado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, el el 16 de noviembre de 2010.

Eso significa que el próximo 2020 tendrá que celebrarse de forma especial por cumplir su primera década de catalogación por parte de la Unesco. Por su parte, el Concurso celebra ya 22 ediciones premiando a los artistas emergentes del país, de ahí que el mundo del Flamenco esté siempre expectante hacia esta iniciativa que sirve para encumbrar a los tres ganadores de cada categoría.

En esta ocasión, fueron la bailaora chilena Florencia Oz, que movió su cuerpo acompañada de Jesús Corbacho y Antonio Campos al cante, Miguel Pérez a la guitarra El Oruco en la percusión de palmas. El extremeño Francisco Escudero 'El Perrete' fue el mejor al cante y actuó acompañado de la guitarra del madrileño Juan Vargas, que suele acompañar en sus actuaciones al pacense.

Finalmente, el granadino José Fermín Fernández demostró su saber hacer con la guitarra, como ya hizo con galardones anteriores, que impiden que haya suda alguna sobre sus enormes méritos para representar ayer la música flamenca en mayúsculas.

Los premios de hicieron entrega de la mano de José María Bellido (PP), alcalde de la ciudad y Blanca Torrent (PP), presidenta del Instituto Municipal de Artes Escénicas (Imae). De igual modo, los finalistas de esta edición también asistieron al acto para recoger sus diplomas correspondientes de manos de artistas de la talla de Antonio Fernández Díaz ‘Fosforito’ o Daniel Navarro ‘Niño de Pura’. Fueron Agustín Carbonell ‘Bola’, Alberto López y Álvaro Martinete (guitarra); Águeda Saavedra, Hugo López e Isabel Rodríguez (baile); Enrique Afanador, Rocío Belén y Ángeles Toledano (cante).

Para conocer mejor a los ganadores, he aquí una reseña de quiénes son:

El mundo flamenco conoce a Florencia O’Ryan (Santiago de Chile, 1987) como Florencia Oz. La chilena fue la primera en actuar, antes de afirmar que todavía no podía creerse todo lo que estaba viviendo. Florencia bailó primero por seguiriyas, con un baile cargado de templanza y solemnidad. Al final de la gala, la bailaora volvió a las tablas de Gran Teatro para despedirse por Caña. Ataviada con bata de cola y mantón, la bailaora chilena ofreció un maravilloso espectáculo que levantó una fuerte ovación por parte del público. 

Desde que en 1995 la japonesa Atsuko Kamata se llevara uno de los premios de baile (en aquel entonces se repartían premios por diversos palos), ninguna otra extranjera había conseguido un galardón en el Nacional de Córdoba, si bien sí habían conseguido llegar a ser finalistas. 

Esta bailaora chilena llegó a Sevilla con solo 19 años, con la intención de mejorar su técnica de baile y volver a su país natal para dar clases. Pero el duende de esta tierra la atrapó. Han pasado más de doce años desde entonces. En 2011 ya recibió un premio en el XII Certamen de Baile Joven, por lo que consiguió una beca anual en la Fundación Cristina Heeren. 

Entre 2013 y 2016, Florencia formó parte del Ballet Flamenco de Andalucía, actuando regularmente en este cuerpo de baile y en ocasiones como solista. En 2019, obtuvo el primer premio en el Certamen Coreográfico de Danza Española y Flamenco y también formó parte del elenco de bailarines del espectáculo “Lorca y la Pasión, un mar de sueños”, bajo la dirección coreográfica de Eva Yerbabuena. 

En su actuación de anoche, Florencia estuvo acompañada a la guitarra por Miguel Pérez y al cante por Jesús Corbacho y Antonio Campos.

Tras la salida de Florencia Oz llegó el turno para el cante. Francisco Escudero 'El Perrete', campeón nacional de cante, nació en Badajoz en 1992. Desde muy joven entró en la senda de lo jondo, sabiendo empaparse de todos los matices flamencos posibles, dadas sus vivencias y gran afición. Acumula gran cantidad de premios y ha realizado multitud de festivales flamencos y giras internacionales por diferentes países europeos. 

En la gala de anoche, acompañado a la guitarra por Juan Vargas, El Perrete cantó primero por malagueñas y cantes abandolaos, posteriormente se arrancó por seguiriyas y cerró su participación cantando unos exquisitos tangos extremeños. El cantaor demostró el porqué de su premio levantando los aplausos y olés del público en repetidas ocasiones. 

Cabe recordar que, en agosto de este mismo año, El Perrete ganó también el premio del Grupo I de Cantes Mineros del Festival de Cante de las Minas de La Unión por su interpretación de la Taranta y la Levantica y del grupo II, que son cantes de Málaga, Granada, Córdoba y Huelva.

Nacido en 1995 en Granada, José Fermín Fernández se ha ganado a pulso ser uno de los guitarristas flamencos con mayor proyección del momento. Fue el último de los tres ganadores en subir al escenario y demostró la maestría de su toque por tarantas y bulerías. Ambos toques solistas hicieron las delicias de un público entregado a la finura y maestría del guitarrista granadino. 

Asimismo, cabe mencionar que este mismo año, José Fermín Fernández se ha hecho con el Bordón Minero del Festival de Cante de las Minas de La Unión, premio que ahora suma al Nacional de Guitarra del Concurso de Arte Flamenco de Córdoba.

Flamenco en estado puro en la Gala de entrega de premios del Concurso Nacional