Francisco Javier Romero García y María José Muñoz García han sido los encargados de repartir la suerte esta mañana en la capital cordobesa con la venta de dos décimos del segundo premio del Sorteo Extraordinario de Navidad, lo que traducido a dinero suponen 250.000 euros.

"Los hemos vendido en ventanilla, pero no sabemos quién se los llevó y es que este año hemos notado una subida de las ventas", señala Francisco Javier, quien asegura estar "muy emocionados, muy contentos y felices por haber dado el segundo y esperando a dar muchos premios más".

No es la primera vez que regalan ilusión.Ya han repartido un primer premio de la Lotería Nacional, varios segundos y uno extraordinario de 3 millones de euros, un segundo premio del EuroMillón, un primero de la Primitiva y otro más del Lototurf... Pero es la primera del Sorteo de Navidad "y es una espinita que nos hemos sacado por fin en estos tres años que llevamos con esta administración", añade el hombre. Su mujer, María José, se atrevió incluso a cantar el número.

Más al Norte, en el Valle de Los Pedroches, en la localidad de Hinojosa, María del Carmen Medina Rubio y Salvador Medina, que llevan la administración número 1, también han repartido este segundo premio. Pero como ha sido por máquina y no saben quién ha comprado el décimo agraciado allí.

En cualquier caso, la felicidad es máxima porque, como bien dice ella misma, "el Sorteo de Navidad es el Sorteo de Navidad y es el que más ilusión nos hace".

Y es que son veteranas en estas lides, porque su madre ya vendió en esa administración pedrocheña el 'Gordo' en 1986, así como otros tres quintos premios de este sorteo extraordinario o el Segundo Premio del Niño en 2013.