Viernes 23.08.2019
CULTURA

De la desbordada pasión caribeña al contenido equilibrio oriental

Arranca por fin un Festival de la Guitarra de Córdoba que lejos de contar con picos de extremada calidad encubierta combinada con descensos al abismo, este año muestra un cartel de nivel medio alto. Así de generalizado y muy de gusto del melómano callejero o también llamado de a pie, alejado del sibarita quejumbroso que lamenta cualquier aparición que no sea de su extremado gusto.

Y esta tarde noche la mexicana Lila Downs le ha sabido cantar en una Axerquía con extremadamente buen ambiente, al amor, al desamor; a la pasión y a la sensualidad, pero también a la justicia, a la igualdad, a la libertad y a los sentimientos que la sociedad latinoamericana tiene hoy a flor de piel debido a los acontecimientos políticos y sociales por los cuales atraviesan las diferentes naciones de este continente que, incluso hoy, a través del cantar de Lila Downs nos recuerda los ideales de Simón Bolívar, Vicente Guerrero y José Martí.

La cantante mexicana ha llegado a Córdoba con su mestizaje dentro de la gira de su disco ‘Al Chile’. Y entre tanto, la bailaora Eva Yerbabuena fusiona el flamenco con la cultura asiática en el espectáculo ‘Cuentos de azúcar’.

El espectáculo de la germano-granadina, la que tiene la cintura de muelle mimbre, supone un viaje hacia lo desconocido en un encuentro sin precedentes entre el flamenco y las músicas e historias tradicionales de la isla japonesa de Amami.

Con motivo del aniversario del V Centenario de la primera vuelta al mundo (1519/1521), Eva Yerbabuena ha creado lo que ha dado en llamar 'Díptico del Encuentro' del que Cuentos de Azúcar forma parte junto con 'Flamenco Cardinal'.

El resultado es un espacio, entre virutas que podrían ser de chocolate o extremos de notas musicales inmersas en un mar de densa oscuridad flotante, jamás visitado con anterioridad en el que el espectador queda sumergido en un eco mítico de culturas que se encuentran en un lugar común previo a la Historia misma.

De la desbordada pasión caribeña al contenido equilibrio oriental