Martes 12.11.2019
CULTURA

Caballo y espectáculo se dan la mano en la Hacienda de la Albaida

Tras un primer mal día por culpa de las lluvias, el II Salón Internacional del Caballo y el Campo ha vuelto a abrir sus puertas hoy con algo más de optimismo, tanto por la tregua que puede dar el cielo a lo largo de la jornada, como por la mayor cantidad de público que esta mañana ha acudido a las instalaciones de la Hacienda de la Albaida para contemplar en la pista las evoluciones mágicas y elegantes de jinetes y animales. Y es que un año más, este entorno de la ciudad de Córdoba ha sido el escogido para acoger desde ayer y hasta el próximo domingo este evento cuyo objetivo es el de acercar la cultura ecuestre a la ciudadanía, posicionándose como una nueva oportunidad para generar turismo, empleo y beneficios económicos a la ciudad de Córdoba, cuna del caballo de Pura Raza Española (PRE). En esta ocasión, el salón estará dedicado a Colombia y Huelva como invitados.

Las gradas se han mostrado esta mañana bastante alegres de público gracias a las excursiones que han acudido en autobús desde diferentes rincones como Huerta de la reina, Villarrubia, Alcolea o La Foguilla para contemplar el espectáculo y aprovechar también el parón del mediodía antes de reiniciarse las pruebas vespertinas para comer algo en el local techado habilitado para la ocasión y recorrer los diferentes expositores de venta al público con complementos que acompañan al mundo del caballo, como gorras y sombreros, sillas de montar, ropa y botas y joyería y bisutería.

Durante la presentación de ayer, el presidente de la Asociación Andaluza de Doma de Campo, Joaquín Zurita, resaltó que "este salón internacional de carácter multidisciplinar donde los protagonistas serán el caballo y el campo acogerá, por primera vez en la historia, un Campeonato de España de Doma Vaquera Absoluto junto al de menores y el de Andalucía de Alta Escuela; dos campeonatos de referencia que colocarán a Córdoba a la cabeza del panorama ecuestre".

Excursiones en autobús

Además, Zurita detalló que "este segundo Salón Internacional del Caballo y El Campo, que contará con Colombia como país invitado -con su caballo de paso fino y que acude por vez primera a Córdoba de la mano de Fedequinas- y con la provincia de Huelva como protagonista por tener una estrecha relación con la cultura del caballo y el campo; todo ello en un contexto de una gran fiesta del caballo, el flamenco, la cultura andaluza y colombiana, los productos con denominación de origen de Córdoba y su gastronomía, el medio ambiente y los oficios tradicionales, entre otros".

El salón cuenta con una amplia zona expositiva comercial donde participan más de medio centenar de expositores con artículos relacionados con el mundo ecuestre, la moda flamenca o la gastronomía, entre otros, al tiempo que contará con un espacio habilitado para la realización de actividades lúdicas donde los más pequeños, podrán mantener su primer contacto con el mundo del caballo. Algunos de ellos, como fue el caso de José Miranda de la sombrerería del mismo nombre y que sobre todo vende sombreros de corte panameño y gorras de plato para el campo además de sombreros cordobeses, han comentado que en los últimos años el evento está yendo a más en materia de ambiente, venta y público, y "eso mismo se verá desde esta tarde y durante el fin de semana". Una opinión que ha compartido Felipe Ortega del Grupo El Molino, de Coria del Río, empresa líder en la fabricación, montaje y comercialización de equipamientos e instalaciones hípicas en España que este año, al contrario que en la pasada edición, ha acudido con material únicamente de exposición y no de venta.

Se trata, en definitiva, de una iniciativa que potencia una amplia transversalidad reportando un importante efecto económico gracias a la contratación de servicios; un destacado efecto de prestigio, ya que posicionará a Córdoba como ciudad referente en el mundo del caballo y, muy en especial, en todo lo relacionado con la Doma Vaquera; y de imagen y marca de Córdoba por el fuerte impacto mediático que ofrecerá".

Caballo y espectáculo se dan la mano en la Hacienda de la Albaida