Jueves 18.07.2019
CULTURA

Aparece la puerta de entrada a la Plaza de Armas en Medina Azahara

La Plaza de Armas del yacimiento de Medina Azahara ya está bastante mejor delimitada con la aparición de una segunda puerta de acceso al Alcázar desde el Este en una excavación iniciada hace un par de meses y que, por el momento marca unos 18.000 metros cuadrados de explanada, "alrededor de tres veces la Plaza de La Corredera", donde el califa despedía a las tropas que iban al Norte a atacar los reinos cristianos o bien recibir con pompa y boato a las asombradas embajadas procedentes de otros reinos.

Eso, al menos, es lo que han explicado esta mañana tanto la delegada de Cultura de la Junta, Cristina Casanova (PP), como el director del yacimiento Patrimonio de la Humanidad, Alberto Montejo, quienes ha estado acompañados en esta visita a la ciudad palatina por el arquitecto provincial de la administración autonómica, Alejandro Ibáñez.

Se trata de una prolongada investigación iniciada en 2017 y que tendrá una duración de un par de años más, hasta 2021, en la que participan el Instituto Alemán de Arqueología en Madrid, la Universidad Autónoma madrileña y el propio Conjunto Arqueológico sobre la Plaza de Armas. Y no es por capricho.

Se trata de un espacio muy especial y de enorme importancia para Medina Azahara. Allí se llevaban a cabo las paradas militares antes de las algaras contra los reinos del Norte con el acto de anulación de los turbantes en las astas de las lanzas a modo de banderas, que presidía el propio califa,  hasta allí llegaban los embajadores de otras zonas de la Península que quedaban asombrados ante el poder militar y el esplendor de la ciudad palatina con la guardia dispuesta con el uniforme de gala.

Con estos descubrimientos se está intentando entender cómo se accedía hasta el palacio califal y, al parecer, bien podría ser por esa puerta Este o bien por otra que aún no ha aparecido y que se supone estaría al Sur procedente de donde ahora está el Museo. Precisamente, a medio o largo plazo, la intención es que se pueda llegar a Medina Azahara a pie desde el Museo llegando por ese supuesto acceso Sur hasta la Plaza de Armas que se va a museizar para contextualizar al público el lugar en que se encuentran.

El acceso Sur muy probablemente se llevaría a cabo mediante rampas ya que existe un desnivel de unos 30 metros entre la explanada de la Plaza de Armas y los edificios singulares que han aparecido en la parte baja de estas excavaciones, cuyo fin aun se desconoce, pero uno de los cuales da pie a pensar que formaba ángulo con esa segunda puerta de entrada porque está esquinado.

En años anteriores, concretamente en 2017, se descubrieron las diferentes fases de construcción que hubo en el pórtico; en 2018 se realizaron varios sondeos en esos edificios singulares y ahora, en 2019, se estaba estudiando la delimitación oriental de la plaza y buscando la confirmación de ese acceso.

En esta fase de la excavación de dos meses de duración y que finaliza el próximo día 15 se han invertido unos 31.000 euros para realizar cinco sondeos de dos metros de profundidad en una escapo de unos 350 metros cuadrados, donde no sólo ha aparecido esa jamba, sino también numerosos sillares de muros que han quedado expuestos a la luz.

La puerta y el pórtico propiamente dicho han desparecido, ya que, según Montejo, "ésta es una cantera perfecta, con bloques ya cuadrados para reparación de la muralla, la del puente o la construcción de viviendas y de iglesias. Por ejemplo, la Real Colegiata de San Hipólito hay una orden de Pedro I El Cruel para que se extraiga piedra de Córdoba la Vieja, que es Medina Azahara", ha explicado.

Desde siempre se sabía que había un limite de la Plaza de Armas, porque las fotografías aéreas y las de infrarrojos mostraban que había construcciones en ese lugar. Además, la prospección geofísica y geomagnética que se hizo en años anteriores daban a entender unos datos que ahora se han confirmado. En 1923 Félix Hernández llegó a levantar un plano en el que se veían en superficie restos de muros y construcciones "y ahora estamos comprobando la existencia científica de ese límite oriental de esta enorme plaza, cuyas piedras del portal estarán repartidas por todo Córdoba".

TEXTO Y FOTOS: J. M. COLLANTES

Aparece la puerta de entrada a la Plaza de Armas en Medina Azahara