Dos agrupaciones, dos con los nombres de sus titulares, dos corazones que laten por su Señor. Así ha sido el recorrido de la hermandad de la Sagrada Cena y del Cristo de Gracia. Dos hermandades opuestas y parecidas. Una, centenaria; la otra, con menos años pero con un futuro más que asegurado. Hoy, este Jueves Santo, el Señor ha repartido Fe y Gracia por las calles cordobesas.